Éste escote que llevaba la modelo estadounidense Kaia Gerber estuvo a punto de dejarle un nipslip en toda regla