A la modelo neozelandesa Jaylene Cook, que fue Playmate of the Year 2018, la han pillado con las tetas al aire durante una sesión de fotos en la playa