Y es aquel día estaba claro que antes o después a la actriz Pamela Anderson se le iban a salir las tetas