Que descuido tan morboso éste que tuvo en alguna calle de Nueva York la modelo canadiense Charlotte D´Alessio